La boda de Inma y Cayetano

La boda de Inma y Cayetano

Conocimos a estos soñadores a través del catering para el que decoramos, encargado de servir en su boda.

Inma y Cayetano necesitaban una ayudita extra con el tema de la decoración.

Se casaban el 24 de Septiembre del 2016, en Villaescusa de Haro, pueblo emblemático donde los haya, de nuestra comarca. "La villa de los obispos", cuna de muchos personajes ilustres a parte de obispos. Estuvo a punto de albergar la primera Universidad de la zona que finalmente se construyó en Alcalá de Henáres.

... Tras este pequeño inciso histórico recomendando la visita a Villaescusa ...

 

Volvemos con la boda, que se celebraría en la preciosa Iglesia Parroquial de San Pedro.

Como diseño y cromática, seguimos la línea de la papelería que hizo el novio. Tonos verdes, crema y granates, perfectamente armonizados con cada espacio elegido. Un colorido ideal para finales de septiembre, recién entrado el otoño y con un claro protagonista: el olivo.

 

 

 

Inma, una novia elegante y clásica, fiel reflejo de su personalidad, siempre tuvo claro que quería un ramo desordenado y desenfadado, nada tradicional. Y Paula (viveros la mezquita) hizo esta maravilla que combinaba a la perfección con el resto de deco. 

Llevarlo y entregarlo, es una preciosa responsabilidad. Una parte que me encanta de este trabajo.


El cóctel sería en un bonito patio con un gran olivo central, a unos 50 metros de la Iglesia.

Para el seating, colgamos las tarjetas de unos limoneros donde sus casi 300 invitados, podían buscar su mesa mientras tomaban los aperitivos al ritmo de saxo, Hander Sax.

De nuevo, muchos verdes, granates, arpillera, cajas y fruta, que tomarían protagonismo en el resto de decoraciones.

Y el plato fuerte y lo que más esfuerzo requirió; El sitio de la celebración.

Se situa justo enfrente de la Iglesia y es el salón de actos del pueblo. Un sitio donde bailar, hacer los pregones, fiestas y reuniones, todo un reto.

Sobre todo Cayetano nos hizo especial hincapié desde el primer momento, en que quería que la gente al pasar, no lo reconociera como lo que es para todos, un salón de actos.

 

Lámparas de verdes colgando sobre las vigas, para darle dimensión y hacer "relleno" en alturas. La preciosa mantelería del catering, la trasera de la mesa presidencial, las banderolas que visten el salón... Una nave diáfana que tras algún que otro boceto, varios días de montaje, mobiliario y muchas, muchas horas de trabajo.... Conseguimos lo deseado.

 

Los centros de mesa, eran unos bodegones con pre bonsaid monísimos, arpillera, cajas y de nuevo, fruta.

La trasera de la mesa nupcial, unos paneles de luces y verdes con los que quisimos tapar algún desperfecto puntual de la pared. También una lona que encargaron los novios y que era importante para ellos.

 

Así despedimos la temporada con el Catering. Por todo lo alto.

GRACIAS Inma y Cayetano porque fuisteis una pareja encantadora!! GRACIAS también por vuestros comentarios posteriores y públicos hacia nosotros. Sois maravillosos. De verdad, fue un precioso reto que recordaremos siempre!! Prometedme que en cada fiesta, pregón o reunión, vais a recordar con mucho cariño aquel salón como sólo se vistió una vez, para vosotros. Significaría mucho saber que con el tiempo, seguís afirmando nuestra labor de ese día. GRACIAS SOÑADORES!!!

 

A lo largo de la semana, colgaremos las fotos en nuestro Facebook, estad atentos. 

 

Nos despedimos... pronto más y no sé si mejor o no, pero siempre intentamos que diferente y personalizado.

Besitos... Silvia

 

Diseño y Decoración: Cuando Nace Un Sueño

Catering: Salones Boyma 

 

Flores: Viveros la mezquita

Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    Inma y Caye (miércoles, 07 diciembre 2016 09:58)

    Gracias por esta entrada, Silvia, que nos vuelve a acercar los recuerdos de aquel precioso día y nos permite valorar el trabajo que llevásteis a cabo con vuestras fotos y descripciones. Muchas de nuestras ideas no podrían moldearse mejor de lo que lo hicisteis. El ramo, sin ir más lejos, era el ideal.

    El patio del cocktail, por cierto, pertenecía al edificio histórico (considerado Bien de Interés Cultural) de lo que iba a ser la Universidad de la que hablas en la introducción. Un entorno espectacular en el que el seating que diseñasteis quedaba como anillo al dedo.

    El salón multiusos os aseguramos que ya nunca lo veremos igual y, por más actos que se celebren de cualquier índole, ahora ya es inevitable que lo imaginemos decorado como aquel día.

    Besos y abrazos desde Villaescusa de Haro!