La boda de Antonio y Alba

La boda de Antonio y Alba

... ¡Por dónde empezar! Este post es de echarle un largo café.

No quería dar a luz sin publicar este post, así que a 20 días aproximados de salir de cuentas, llego a tiempo. Una entrada super esperada, allá vamos!

 

Comencemos por el inicio, como toda buena historia:

 

Alba no es alguien más... es una amiga de esas de toda la vida. Vecina (cuando venía con su familia, pues vivían fuera), compañeras de infancia y de anécdotas varias, esas que solo surgían en los pueblos cuando te críabas con alguien puerta con puerta, o más bien, con las puertas abiertas, entrando y saliendo como si la casa del vecino fuera tuya y viceversa. 

 

Creo recordar que fue el día 11 de Junio del 2016. Yo iba de camino de una de nuestras bodas, y recibo un WhatsApp de Alba. Antonio le acababa de pedir matrimonio en el río (quedaros con este dato) y me escribía para "reservar la fecha". Yo me quedé alucinada... aquel mensaje ya auguraba la bendición de boda que fue. Lo sentí como todo un halago, desde el minuto uno su confianza en mi fue plena.

Poquitas semanas después me reuní con ellos, Antonio decía "pero si aún quedan 14 meses!!!!" .... jajajaja... Pues si, por aquel entonces quedaban 14 y mira, qué rápido se nos han pasado a todos ¿verdad?

 

La temática e hilo conductor estaría clara desde ese primer día: EL VINO. Apasionados vinícolas y él, de Campo de Criptana, no podía ser más apropiado.

El problema más difícil al que nos enfrentamos, fue la búsqueda del lugar para la ceremonia civil. Para Alba es muy importante su conexión e unión con el río... no cualquier río... sino su río, en el que se ha bañado cada uno de sus veranos.

También había cosas que tenían muy claras desde un principio; y entre lo que la conocía, y lo que me hicieron saber, era seguro que la boda sería una gran fiesta, altamente personalizada y poco convencional. 

Con estas premisas, nos pusimos a trabajar.

 

Ellos viven fuera, en Madrid. Alba ha estado preparando las oposiciones hasta 2 meses antes, así que su elección de: Diseño Gráfico, Organización, Decoración y Coordinación fue perfecta. Es otra de esas cosas que tenían más que claro. Querían ocuparse solo, de lo estrictamente necesario, y como los deseos de nuestros soñadores son órdenes para nosotros... Comenzamos!!

 

 

DISEÑO GRÁFICO

Como siempre digo; el inicio de todo. La carta de presentación de lo que será ese día. 

Creo que las invitaciones de Antonio y Alba definieron a la perfección su personalidad, sus gustos y lo que buscábamos para ellos.

 

Tarjetón a doble cara, cuadrado en 14x14cm en papel craft. Una estructura nada formal, diferentes tipografías con el texto totalmente personalizado. Nada de clásico sobre... y por supuesto, la temática vinícola con su logotipo en "marcas de vino" simulando alianzas y ese racimo de uvas en acuarela.

Cromática en tonos borgoñas, malvas y verdes.

Cada invitado llevaría anudado su nombre impreso en etiquetas del mismo formato cuadrado.

Para finalizar, también quisieron hacer dos guiños a sus amigos por bromas que siempre tenían con ellos; la frase "día, mes y año impar" y la frase que hace referencia al arroz y es que además, en la parte trasera, llevaban un paquetito de arroz pegado como podéis apreciar.

 

Creo que no se pueden hilar más cosas en un mismo diseño.

 

Por supuesto, el resto de papelería (que después veréis) iría a juego respetando el mismo; minutas, carteles, números de mesa, etiquetas...

Y empezamos con LA BODA!

 

Aunque la boda se celebró el 09 de Septiembre del 2017, en Villalba de la Sierra (Cuenca) podría decirse que empezó ya el viernes 8, y que acabó el domingo! Un fin de semana muuuuy intenso para quienes aguantaros estoicamente, tanto la boda, como las fiestas del pueblo.

 

A las 9 de la mañana, mientras los equipos empezaban a montar, fuimos a entregarles el ramo y prendidos a los novios, que dormían en cabañas separadas junto a sus respectivas familias. Alba estaba "tranquila", Antonio todo lo contrario, y aunque casi casi lo despertamos derrochaba un precioso nerviosismo ¡qué mono!

Llegó la hora de vestirse, hacerse fotos... y una de las grandes sorpresas del día, y es que, como os decía, no era un boda al uso... Antonio y Alba quisieron hacer un "First Look" que para quien no lo sepa, es que ellos se ven antes de la ceremonia, solos, antes que nadie.

Como no podía ser de otra manera, eligieron el río para ello. 

Los nervios de Antonio esperando ansioso de espaldas. Ayudar a bajar a Alba por el frondoso paisaje y por supuesto, las cervezas en la mano!

Fue un momento muy divertido que pasó a hacerse silencio para convertirse en super emocionante. 

Ella tocaba su hombro, él se giraba... y allí surgía la magia. Coordinar ese momento fue inexplicable, tanto para nosotros para los fotógrafos Lait Social. Qué afortunados nos sentimos de vivir ese momento en soledad con ellos. No se puede explicar.

 

Ver estas imágenes todavía me ponen la piel de gallina... os reconozco que lloré (aunque en mí no es raro y más cargada de hormonas) pero fue increíble.

 

LA CEREMONIA

Conseguimos el sitio perfecto para las necesidades de nuestros soñadores; el pueblo de ella, al lado del restaurante, el río y un entorno espectacular. Era en enclave perfecto. 

La temática para la decoración sería la misma; Vinícola. Muy apropiada además para primeros de septiembre.

Por la lluvia, rezamos y suplicamos tantísimo que se nos tuvo que hacer caso. Alba siempre dice que en sus días importantes, llueve.

Amaneció con fresquito fresquito (9º mientras montábamos) pero el día nos respetó. Tan sólo salieron unos rayitos de sol durante la ceremonia, que dieron paso a unas poquitas gotas que tan sólo quedaron en eso.

 

La decoración fue un verdadero placer. Se enamoraron de los primeros bocetos e ideas, y tan sólo hubo que perfilarlo.

El césped era tan protagonista, que necesitaba poco más para destacar. El aro presidencial además vestía todo. Hacía falta poco más.

Destacamos sobre todo ese maravilloso aro que nuestro proveedor (Paula - La Mezquita) realizó a la perfección. 2 metros de diámetro, vueltas y más vueltas, noches en vela... era un gran reto. Yo sabía que el resultado sería perfecto. Captó nuestra idea y aún superó las expectativas (la importancia de elegir auténticos profesionales) No hace falta ni mencionar, que fue el absoluto protagonistas, y no era para menos.

Para la bienvenida, pusimos un punto de aromáticas (a Alba le recordaban a su abuelo fallecido... no podían faltar), sombrillas y pañuelos.

Dando inicio al pasillo central, dos barricas con unos bonitos arreglos florales.

Para el pasillo, no quisimos ningún tipo de tela ni alfombra, tan soló marcado por muuuuchos pétalos, no restando protagonismo al césped.

También dispusimos conos de aromáticas en algunas sillas y para la primera fila (reservado solo a padres y hermanos) un paquetito para pañuelos, perfectamente presentado.

En el altar, el banco de los novios (que se pondrían mirando hacia sus invitados - me encanta), un atril y mesa de ceremonias también decorados.

El resumen: Una decoración sencilla pero extremadamente cuidada, dando protagonismo absoluto al entorno y a los novios, con la presencia del arco central que lo llenaba todo.

Fue una ceremonia muy bonita pero reinó la diversión, como son ellos.

Muchos amigos y familiares contando anécdotas, hubo incluso trovadores! Un guión 100% personalizado, incluso los votos matrimoniales fueron GENIALES. Os dejo algún extracto:

"Si, quiero. Quiero que me acompañes y acompañarte. Necesito recostarme en tus piernas y ver una serie juntos. Y comentarla" ... "Necesito que me acompañes, porque yo sola puedo, pero no quiero poder sola. Me dará igual que te guste jugar a la Play. Me dará igual si engordas y te quedas calvo. Si pierdes un diente o un dedo. Todos cambiamos. ¿Sabes? lo único que necesito son estos 4 años contigo... y que se conviertan en toda la vida. Sí, quiero" 

Y todos, morimos de amor.

¡QUE VIVAN LOS NOVIOS!

LA CELEBRACIÓN 

El cóctel era en los exteriores, y ahí es donde dispusimos el seating plan y el punto de firmas.

 

Para el seating plan, no había duda. Siguiendo la temática vinícola, no pudieron faltar las botellas de vino, botelleros, uvas y cepas.

Fue chulísimo porque los novios eligieron nombres de vinos, pero no de vinos cualquiera... vinos inventados que hicieran referencia a cada mesa. Veasé "Tierra de Briones - Crianza" "Ribeira del Juego" o incluso la mezcla de sus nombres "Albonio" para la nupcial.

 

Para el punto de firmas, aparte de presentar su libro con fotos de la preboda, decidieron que los invitados pusieran sus nombres en piedras de río, para guardar después en un jarrón de recuerdo. ¡Nos encantó!

También se instaló una barra libre de cervezas... nunca falla.

Una vez dentro, en el salón.

Los centros de mesas eran largas guirnaldas de verdes con uvas y hortensias entre mezcladas. Ya que era una presentación super apropiada y vistosa pero no elevada en altura, les propuse hacer algo muy impactante para la mesa nupcial. Quería que luciera, que se viera desde cualquier lugar. Nos pusimos manos a la obra y aunque a veces hacerles ver de lo que imagino para que ellos lo entiendan no es fácil, aceptaron enseguida.

Diseñamos una mesa nupcial muy, muy decorada al frente que efectivamente, fue clara protagonista; diferente, impactante... muy especial.

 

Los meseros lucían sobre una base de corchos, además cada número y nombre de un vino, iba acompañado de la breve descripción del mismo (todos y cada uno, específicos de cada mesa) Fue genial.

Las minutas, como toda la papelería, también en craft. Unas tarjetas plegadas en A5 donde aprovechamos para poner un texto de agradecimiento personalizado.

Para detalles de invitados además, eligieron unas botellas de cerveza individuales que presentamos al plato.

EL BAILE

Para el momento fiesta, instalamos a un córner de cigarros a parte de una mesa de dulce-salado, para dar opción a los gustos de todos los invitados.

Justo antes de abrir el baile, proyectaron un video sorpresa de sus amigos, trabajo impecable de Cofrex Produce, un vídeo terriblemente divertido en el que sus invitados, a ritmo de una canción especial, hacen diferentes coreografías. ¡Nos encanta! 

Inmediatamente después, el Same Edit de sus fotógrafos: Lait Social (aquí os dejo el enlace para verlo) Es tan, tan emocionante ver imágenes de ese mismo día, solo horas más tarde, con la emoción aun en vena... Siempre alucinamos, pero en esta ocasión, los invitados pudieron descubrir cómo Alba y Antonio se encontraron en el río antes de que los viera nadie. ¡Fue brutal!

Para su apertura de baile, una coreografía genial mezcla de vals y country, coordinada por una de sus amigas.

 

A partir de aquí, nuestra retirada... que no la de sus invitados, a los que les quedaba todavía mucha, mucha juerga.

Y hasta aquí lo que os puedo contar... Estad atentos porque en cuanto tengamos las fotos oficiales os las mostraremos en nuestra página de Facebook. 

 

Como siempre, mis finales son el agradecimiento. Y en esta super boda, no podía dejarlo pasar, aunque he de reconocer que cuesta, porque todo lo que diga se quedará siempre corto para nuestros soñadores. 

14 meses de preparación, con unos novios que nos lo han puesto siempre tan, tan fácil. Dispuestos. Implicados. Agradecidos. Originales... Únicos.

Para nosotros ha sido un auténtico placer, tanto los meses previos, como el remate final de la boda con el super trabajo de todo el equipo: 3 personas y más de 14 horas sólo en ese día. A veces puede parecer un trabajo fácil, pero en días como ese, se demuestra la plena dedicación que algo así conlleva. Eso sí... todo compensa cuando vas viendo el resultado. Cuando te felicitan, pero sobre todo cuando te despides de los novios y ves su sonrisa. 

Me cuesta dar por finalizada una boda, porque implica perder la conexión tan bonita que se crea con cada pareja. Aunque con Alba y Antonio sé que nos iremos viendo y seguiremos comentando mil y una anécdotas, acompañados de una caña, un vino... o lo que sea.

Chicos, ya sabéis que nos tenéis ganados por completo. Que os agradecemos en el alma vuestra plena confianza en nosotros. Que fue un regalo de boda con un listón muy alto... En definitiva, que os queremos.

 

Y por último, dar las gracias también a todos y cada uno de los profesionales que pusieron su granito de arena en que todo saliera bordado:

Diseño Gráfico + Organización + Decoración + Coordinación: Cuando Nace Un Sueño

Floristería: Viveros La Mezquita

Fotografía y Vídeo: Lait Social

Vídeo Sorpresa Amigos: Cofrex Produce

Ceremonia: Hotel El Tablazo

Celebración: Mesón Nelia

Música: Frank Sound