Un libro de firmas muy especial

Cuando os adelanté este trabajo por instagram, fuisteis muchos los que votasteis por saber más acerca de su historia de este libro de firmas tan especial. Aquí la tenéis:

 

Finales de julio. Faltaba mes y medio para la boda. Estábamos de vacaciones.

Recibo unos cuántos audios de Ana, explicándome su idea...

Había encontrado en casa de su madre una edición bastante antigua con las portadas en piel, de la obra maestra por excelencia, El Quijote.  Un libro muy especial. Me decía que quería una réplica para su libro de firmas pero aun recuerdo su frase:

"Grande. Quiero que sea grande, que no se pueda transportar con una mano"

 

 

 

 

Nos pusimos a buscar de inmediato, contactos, contactos de contactos... mayoristas, artesanos, gente que trabaja la piel, encuadernadores...

Teníamos en contra el tiempo, ya era agosto, mes en el que se para el mundo, todo cierra. Y nuestros soñadores se casaban el 7 de septiembre.

Muchos emails que nunca recibieron respuesta. Las pocas personas que conseguimos que nos contestaran, nos hablaban de un margen de trabajo de 15/20 días para secar la piel y por supuesto, que había que contar con los días de vacaciones de las fábricas. Inviable. Sólo nos ponían negativas y pegas.

Conseguimos que una empresa gallega (tras muchas conversaciones) nos mandara un presupuesto, le dimos el ok de inmediato ... Todo listo.

Pues jamás se supo de ellos. No volvieron a cogernos el teléfono, ni contestar a los emails. 

 

Yo no cedía en el intento de conseguir lo que Ana quería, pero se nos echaba el tiempo encima y la verdad, estaba resultando ser muy difícil.

Una mañana fui a visitar a los chicos de Fablab Cuenca, con motivo de otra serie de encargos para esta pareja, que os contaré más adelante.

Les hablaba del libro y me propusieron hacer la réplica en madera, aunque tenían que estudiar bien la viabilidad, sobre todo, por la dimensión que requeríamos. No habían hecho algo así, pero quisieron verlo detenidamente.

Lo hicieron, y ya en el primer boceto, vimos que sin duda, esta opción mejoraría a la réplica en piel. 

 

Les pedimos que respetaran la portada tal cual, renunciando al bonito lomo que tiene el original (no era viable), y que en su contraportada, grabaran el logotipo de su boda, para darle el toque personal.

Encargamos el papel en A3 (29,7x42cm nada más y nada menos) mientras los chicos de Fablab estudiaban bien los últimos detalles para que el libro, resistiera y fuera práctico (dentro de sus dimensiones)

 

Por supuesto, llegamos a tiempo. Sobraron días y el resultado no pudo ser más espectacular.

Libro de Firmas A3

Portada y contraportada en madera, teñida para conseguir el color deseado, con dibujos en relieve grabados a láser.

Lomo remachado para conseguir darle solidez.

Entretelado interior.

Marca páginas a juego.

Papel verjurado 180gr en crema, tamaño A3

 

Antes de finalizar, quiero agradecer de nuevo (lo haré por todos los medios que haga falta) la obra de arte realizada por los chicos de Fablab, pero no sólo eso... Gracias por vuestra disposición, por arriesgar a probar, por querer implicaros cuando lo fácil hubiera sido un "no lo hacemos" como tantos otros hicieron. Gracias por las horas de trabajo y de tantísimo cariño puesto. 

El resultado en imágenes, no hace justicia a la belleza que conseguisteis con vuestra cabecita y manos. GRACIAS a ambos!!

 

También añadir, que este tipo de cosas que a veces parecen imposibles, son gran parte de nuestro trabajo. Mover contactos, estudios de mercado, rodearnos de auténticos profesionales. Simplemente, materializamos vuestros sueños.


El día de la boda, este maravilloso libro de firmas tuvo un rincón que, como no podía ser de otra manera, iba ambientado en El Quijote.  Aunque os queda lo mejor ... saber cómo fue la boda. Prometo que en breve, os cuento todos los detalles acerca del gran día de Ana y Santi... si os fijáis en la contraportada, su logo ya os avanza algo...

 

Feliz viernes. Primer post de este 2020.

Espero que os haya gustado!

 

Silvia