Nuestros Soñadores: Ana y Santi

Ana y Santi llegaron a nosotros por el medio que más nos gusta, el de la recomendación.

 

La primera reunión fue ella, y yo. Salí fascinada. Una cabeza fuera de serie. Lo que le gusta lo hace con una pasión asombrosa, se empapa de todo aquello que le gusta a niveles insospechados. Tiene una cultura y una forma de ver la vida auténtica y especial.

Ella se define como una persona difícil de entender. Os aseguro que fue facilísimo, porque es una mujer tenaz, con las cosas muy claras, pero a la vez, se deja asesorar.

Algo que me sorprendió muchísimo de ellos, es la forma en que valoraban (desde el minuto uno) nuestro trabajo.

 

Y ahora, vamos con todos los detalles.

Ana y Santi son pilotos de aviones comerciales, ambos. También apasionados de los caballos ... y de la historia. En concreto, Isabel la Católica. Si eligieron el Castillo de Belmonte, fue expresamente por la historia que las une, ya que tras la muerte del monarca, Enrique IV, comenzó la Guerra de Sucesión entre su hija Juana "la Beltraneja" y su hermana Isabel "la Católica, apoyando el marqués de Villena a la primera. Tras morir, heredó el marquesado su hijo, el cual continuó enfrentándose a las tropas de Isabel de Castilla y Fernando de Aragón. Finalmente, las tropas de los conocidos como Reyes Católicos vencieron y la paz se firmó en el Castillo de Belmonte.  

Imaginaros cuando Ana me contaba toda la historia sin pestañear. Supe enseguida que su relación personal con la historia de Isabel I, tendría que tener un papel importante en su día.

 

Empecemos por el principio 


LAS INVITACIONES

 

En esa primera reunión prácticamente definimos lo que querían. Días después atamos unos últimos flecos y posteriormente, las horas de diseño, modificaciones y pruebas.

 

La profesión común que les unió, gran parte de lo que son... y a lo que dedican su vida. La aviación. Hicimos de sus invitaciones un pasaporte a su sueño, su boda, como no podía ser de otra manera.



EL RAMO DE ANA:

 

Aquí no hubo nada que pensar. Ya en la primera reunión me mostró uno similar que quería, sí o sí. El ramo además era super apropiado para la temporada pero sobre todo, y aunque no fuera acorde con el resto de la deco, llevaba su nombre. 

El ramo era como una extensión de ella, la definía a la perfección.

El momento entrega fue precioso, porque le gustó muchísimo más de lo que esperaba (siempre pasa) y su "réplica" superaba las expectativas de todos.

 

*También llevaba un minitocado para el pelo, a juego.



CEREMONIA:

 

La ceremonia sería en el mismo Castillo de Belmonte, civil. 

Enfocamos rápidamente lo que querían. Siendo septiembre y aprovechando el carácter tan fresco de Ana, tan sencilla y tan compleja a la vez, le encantó la propuesta de utilizar como flor principal, los girasoles. 

 

El inicio era un gran punto de bienvenida que a su vez serviría para la salida, con los conos de aromáticas.

Un pasillo de por preciosos cestos que visualmente finalizaban con dos impresionantes columnas enmarcando el punto más importante del patio, el aljibe. Donde además, había un marco con las capitulaciones que se firmaron en el castillo, por Isabel I, y que conseguirlo fue ardua tarea de búsqueda, pero ahí estaba. Porque las cosas importantes para los novios, nunca puedes obviarse. Cuadren o no, gusten más o menos... lo imprescindible, siempre, son ELLOS.


EL SEATING PLAN:

 

Querían algo relacionado con el mar, y con Cristobal Colón (como os decía... adoran la historia) Querían ver agua y agua...

Diseñamos un panel que nos pintó un grafitero, haciendo un perfecto efecto degradado.

Cada mesa era una isla descubierta por Cristóbal Colón, respetando el diseño del interior de sus invitaciones; tipografía, estilo, colores...

A su vez, acompañamos cada tarjeta con barquitos según quiso Santi y que ella mismo eligió. 

Y por último, usamos elementos de alimentos descubiertos por Colón; Cacao, Yuca, Patatas .... y cómo no, su logo.

 

¡No os imagináis lo que aprendí con esta boda!



LAS MESAS

 

¡Qué espectáculo!

¡Qué mesas!

Siguiendo la deco de la ceremonia pero sin girasoles (por razones obvias) pero con otras florecitas amarillas mezcladas con blancas y luces para cuando cayera la noche. 

Para las alargadas, guirnaldas al centro de todo el largo de las mesas. 

Para las redondas, los centros iban montados en preciosas cajitas de madera blancas.

 

Como ya os decía, cada mesa era una isla, y por lo tanto, cada mesa tenía la breve descripción de la suya.

 



LA PRESIDENCIA:

 

Frente a la armería del Castillo, con sus puertas de par en par enmarcadas por antorchas y su luz tenue que deja entrever a la perfección la exposición de escudos y armaduras.

Colocamos columnas florales a cada lado de la mesa de presidencia, que a su vez, tenía el mismo estilo de centro que las mesas alargadas pero con algo de caída para darle más movimiento y colocado en el frente.

El resultado nos pareció impresionante. 

 

¡ESTABA TAN INCREÍBLE!



OTROS PUNTOS

 

- A la entrada de la boda, les recibía un GRAN CARTEL CON LA HISTORIA DEL CASTILLO. Es ese tipo de cosas que a lo mejor pocos leen, pero para los novios, es importante que esté.

 

- PUNTO DE FIRMAS: Una vez acabada la ceremonia, montamos en la tarima el punto de firmas, historiado en El Quijote. Aquí no me extiendo, porque toda su historia, os la conté en el post anterior. Un álbum de firmas muy, muy especial con una historia que merecía ser contada. Al libro, lo acompañamos con algún guiño más hacia El Quijote.

Podéis ver el libro AQUÍ

 

- RINCÓN DE MANTAS Y ALPARGATAS: En este mismo espacio, dispusimos muchas mantitas para el frío de las noches de septiembre en el castillo, y también alpargatas para bailar con total comodidad. 



Por primera vez, os cuento la historia de una de nuestras bodas y cierro con sensación de que se me olvidan mil detalles.

Estoy deseando ver las fotos oficiales y poder compartirlas con vosotros. Mientras, me queda como siempre, dar las gracias a todos los proveedores implicados en este gran bodón donde superamos las 27h de trabajo non stop (solo ese día). Ya os hablé por stories de ese trabajo que hay detrás y que pocos saben.

GRACIAS a todos:

 

· Localización: Castillo de Belmonte

· Diseño, Decoración y Coordinación; Cuando Nace Un Sueño

· Catering: Casa de Pías

· Floristería: Viveros La Mezquita 

· Trabajos en madera: Fablab

 

Y a nuestros soñadores, para los que me faltan palabras de agradecimiento. Vuestras palabras, vuestros gestos, vuestro cariño ... Sois difícilmente superables. Sois increíbles, os queremos muchísimo, os admiramos un millón. Sois dos personas nada típicas, nada convencionales pero muy extraordinarias.

El camino hasta vuestra boda, estuvo lleno de preciosos retos para los que siempre teníais reconocimiento.

4 meses después, solo podemos decir que, os echamos muchísimo de menos!!

GRACIAS por la oportunidad de permitirnos formar parte de vuestro maravillo día. Gracias con todo el corazón!

 

Lo bueno es que sabemos que con vuestra boda no acabó todo, empezó mucho.

 

Nos leemos!!

 

Un besito!

Silvia

Escribir comentario

Comentarios: 0